la arquitectura del s. XX
la arquitectura del s. XX
Marco Lógico Consultores S.L.
Marco Lógico Consultores S.L.

Arquitecto Manuel Sánchez Arcas, Ingeniero Eduardo Torroja.

La Central Térmica de la Ciudad Universitaria

La Central Térmica de la Ciudad Universitaria de Madrid, fue construida en el año 1932 por Manuel Sánchez Arcas como arquitecto y Eduardo Torroja como ingeniero. 

 

Se plantea su ejecución con la intención de generar de forma centralizada la energía térmica necesaria para la calefacción de todos los edificios que se iban a construir en el recinto de la Ciudad Universitaria, incluido el Hospital Clínico. El edificio recibió el Premio Nacional de Arquitectura de 1932 como inmueble representativo de la arquitectura racionalista, siendo el más vanguardista de los que se construyeron en la Ciudad Universitaria antes de la Guerra. Actualmente es Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, desde 1977.

 

En su diseño se siguieron los modelos americanos de calefacción centralizada, como la Power House de Harvard (Boston) o la Heating Plant de Berkeley (California). Teniendo en cuenta las condiciones concretas de la Ciudad Universitaria, se optó por un sistema de agua caliente impulsada por medio de bombas y distribución mediante circuito cerrado. Como equipamiento de generación térmica se eligen en su origen dos calderas “Velox” y una de carbón tipo “Borsig”. Las subestaciones se sitúan subterráneas a la entrada de cada edificio, existiendo 10 en 1943 (3 en Medicina, 2 en Farmacia, 1 en Odontología, 1 en Arquitectura, 1 en Ciencias, 1 en Filosofía y 1 en el Hospital Clínico).

 

Se situa aprovechando el desnivel del terreno y funcionalmente se resuelve mediante dos volúmenes en forma de "L". Se construye en ladrillo visto con paños lisos sólo abiertos mediante ventanas dispuestas en bandas verticales en uno de los paños y en horizontal en el otro. Las dos grandes salas diáfanas albergaban la sala de calderas y la sala de bombas. Sánchez Arcas busca pautas estéticas y funcionales en el diseño de la planta y consigue una imagen externa de simplicidad y sencillez, resuelta con sobriedad. Los volúmenes prismáticos, sin decoración, destacan el carácter eminentemente funcional del edificio, alejado del lenguaje monumental del resto de los edificios proyectados por entonces en la Ciudad Universitaria.

 

El edificio fue reconstruido en 1943 por el propio Eduardo Torroja tras resultar seriamente dañado tras la Guerra Civil.

 

El conjunto, aunque ha sufrido algunas transformaciones con el cambio de las calderas de carbón por otras de gasóleo (actualmente utiliza gas como combustible), y habiéndosele añadido un nuevo volumen en la zona de la tobera que ha desvirtuado en parte su imagen, su estado de conservación es bastante bueno, manteniendo gran parte de la maquinaria original y encontrándose actualmente en funcionamiento, como un auténtico Museo Vivo, convertido en un ejemplo de la mejor vanguardia del racionalismo español.

Bibliografía on line:

Campus HUSSO Digital: http://open.ieec.uned.es/HussoDigital/?page_id=201

http://www.docomomoiberico.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=173:central-t%C3%A9rmica-de-la-ciudad-universitaria&lang=es

Trabajo Fin de Especialización Planeamiento y Desarrollo Urbano “Contextualizando la Central Térmica de la Ciudad Universitaria de Madrid”:

https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/23715/1/Meguaras_Tesina%20PGU.pdf

 

MARCO LÓGICO Consultores S.L.

C/ TER, 9

28670 - VILLAVICIOSA DE ODÓN

MADRID

 

Ambito de actuación:

ESPAÑA

 

Teléfono: 910228663 / 687557607

Fax.: 916167571

Correo electrónico: marcologico@marcologico.es

Formulario de contacto

Aviso legal&Política de Privacidad

 

 

Miembro de:

 

Siguenos en

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© MARCO LÓGICO CONSULTORES S.L.